Salsa bechamel con AOVE - Aceites Maeva
80193
post-template-default,single,single-post,postid-80193,single-format-standard,bridge-core-2.5.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Salsa bechamel con AOVE

¡Un poquito de historia! ¿Sabías que la «besciamella» nació en Florencia-Italia como una salsa obtenida por cocción lenta de leche, caldo de carne y especias a las que luego se agregaba crema? Luego fue introducida en Francia a mediados del siglo XVI por Caterina de ‘Medici, casada con Enrique II de Francia y amante refinada de la buena comida.

Los cocineros de la corte francesa lo adoptaron y perfeccionaron, un siglo después, lo bautizaron en honor al marqués de Nointel Louis de Béchameil. (si quieres saber más te dejamos este enlace https://es.wikipedia.org/wiki/Bechamel )

Pues bien, vamos allá con esta exquisita salsa, la preparación es bastante sencilla y los ingredientes son fáciles de encontrar:

  • mantequilla
  • harina
  • Leche
  • sal
  • una pizca de nuez moscada rallada.

¡Pero esta vez vamos a reemplazar la mantequilla por aceite de oliva virgen extra!

BECHAMEL CON ACEITE EN LUGAR DE MANTEQUILLA

La mantequilla generalmente se considera un ingrediente esencial en la bechamel, pero a pesar de la tradición, es posible preparar una versión más ligera de la bechamel sustituyendo la mantequilla por aceite de oliva virgen extra.
El procedimiento para preparar la salsa bechamel sin mantequilla es el mismo. La proporción indicada de grasa a harina es 5: 6, lo que significa cinco partes de mantequilla por seis de harina.

Ingredientes:

  • 100 g de harina
  • un litro de leche (parcialmente desnatada en lugar de entera, si su intención es tener una receta ligera)
  • 100 g de AOVE (en lugar de 120 de mantequilla)
  • sal fina
  • nuez moscada.

Preparado:

Calentamos el aceite en una olla y luego agregamos la harina espolvoreada poco a poco sin dejar de revolver rápidamente con un batidor para que no se formen grumos. Luego cocinamos hasta que esté dorado.

Una vez fuera del fuego agregamos la leche a temperatura ambiente y mezclamos con cuidado haciendo que se mezcle bien con la leche, agregamos la sal y las especias. Si es necesario, vuelva a poner la salsa a fuego lento, sin dejar de remover de vez en cuando, hasta obtener la consistencia deseada.

Si decides preparar tu bechamel con aceite de oliva virgen extra , te aconsejamos que elijas un aceite con un frutado delicado https://aceitesmaeva.com/productos/ aquí podrás descubrir la gama BIO que te ayudará a conseguir el mejor sabor de la forma más natural.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.