fbpx
aove-co2

El aceite de oliva, beneficioso con nuestra salud y con el medioambiente

La producción mundial de aceite de oliva podría absorber las emisiones de CO2 de una ciudad como Hong Kong. La producción de un litro de aceite de oliva captura 10,64kg de dióxido de carbono atmosférico (CO2).

Estudios realizados por el COI apuntan que la producción de aceite de oliva es beneficiosa tanto para las salud, como para el medioambiente. Según los resultados, a día de hoy aún provisionales, por cada hectárea de olivos se anula la huella de carbono anual de una persona.

La producción de un litro de aceite de oliva supone una absorción de unos 10kg de dióxido de carbono atmosférico (CO2), anulando la huella de carbono anual de una persona por cada hectárea de olivos. Esto lleva al equipo a demostrar que el olivo es el árbol con mayor capacidad de absorción de CO2 atmosférico. Según los resultados obtenidos, la producción mundial de aceite de oliva podría absorber las emisiones de CO2 de una ciudad de más de siete millones de habitantes, como Hong Kong.

Para llegar a estas conclusiones, desde 2012 un grupo de expertos ha estudiado el fenómeno de la producción de CO2 en relación con la producción de aceite de oliva en todo el mundo, analizando un total de 132 lugares distribuidos en 13 países. Estos países se han englobado dentro de cuatro macroáreas: Mediterráneo Occidental y Oriental y América del Norte y Sur. Dentro de esta clasificación, se ha considerado también la naturaleza del suelo, riego, uso de energía para el riego y si los huertos son tradicionales, intensivos o superintensivos. Destacan 3 países productores europeos: España a la cabeza, seguida de Italia y Grecia representan casi el 67% de la producción de aceite de oliva en todo el mundo y cuentan con el 48% de la superficie olivarera mundial.

Estos estudios también demuestran un aumento del consumo mundial de aceite de oliva. Según el COI, ha aumentado en má de un millón de toneladas en los últimos 25 años, pasando de 1,8 millones de toneladas a principios de los noventa a tres millones de toneladas en la campaña de 2016. La producción y el consumo mundial de aceite de oliva es equilibrada, aún así es fundamental apoyar a los países miembros del COI para satisfacer la demanda actual.

Fuente: Mercacei / Olimerca

 

 

 

 

 

Write a Comment